Opinión

Como agua de mayo

Quienes vivimos nuestra niñez y adolescencia dependiendo del producto de la agricultura, recordamos algunas frases estrechamente ligadas a los comportamientos de la meteorología, como el que rezaba que las oportunas aguas de mayo salvaban una cosecha, o el refrán que se sigue usando cuando recibimos algo en su momento oportuno: nos ha venido como agua de mayo.
Y así de generoso nos ha venido de lluvias el pasado mes de mayo y parte del junio que estamos pasando; lluvias abundantes, pero no dañinas salvo alguna excepción, sin llegar a inundaciones, corrimientos de tierras, ni granizadas dignas que lamentar. Hablo de nuestra comarca.
Tras haber sufrido meses y más meses de asfixiante sequía, estas aguas providenciales suponen una completa irrigación que no conocíamos desde hace años, y nuestros campos lo cantan, basta con darse una vuelta por los caminos rurales, para contemplar el esplendor que lucen pinares, matorral y tierras de cultivo, para quienes nos consideramos amantes de la Madre Naturaleza, un auténtico deleite para los sentidos.
En fin, todo parece un sueño, la ilusión de haber regresado a tiempos normales, en los que la meteorología, a pesar de sus veleidades de costumbre, nos obsequiaba con su salvadora agua de mayo. Pero los sueños duran poco, sobre todo si son buenos; pronto nos arrojan a la perpetua pesadilla de vivir con una amenaza acuestas; el universal problema del cambio climático, no se soluciona con unas lluvias de mayo en una comarca, en este caso la nuestra.
A mí comenzó a despertarme de este hermoso sueño, oír en los partes meteorológicos la desalentadora noticia de que en nuestro país, a pesar de las abundantes lluvias torrenciales caídas, en muchos lugares causando cuantiosos daños, nuestros pantanos, salvo algunas excepciones, no solo mantienen sus bajos niveles, sino que dichos niveles han bajado algo, lo que nos lleva a la conclusión de que: si hemos consumido más agua de la que ha caído del cielo en un corto periodo de bonanza de lluvias, ¿qué será de nosotros en tiempos de escasez?, que vendrán, desgraciadamente.
Pero como suele decirse, la esperanza es lo último que se pierde y a la dramática situación a la que estamos llegando no se le ven muchas soluciones a las que aferrarse, sólo tenemos una realidad meridianamente clara: el planeta Tierra no va a tener, no tiene ya suficiente agua para subsistir y por otra parte, los glaciares se derriten a un ritmo muy por encima de lo normal, como consecuencia del cambio climático, lo que conlleva al inevitable aumento de los niveles de los mares, que a su vez, inundarán territorios bajos cercanos a las costas.
Se dice que la desalinización de aguas marinas resulta costosa y complicada, pero las tecnologías en términos generales también avanzan a buen ritmo. Podrá ser el clavo ardiente al que agarrarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

  • Esta es la opinión de los internautas, no de escaparatedigital.com.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • El e-mail debe ser correcto ya que el comentario será validado a través de dicho correo electrónico, aunque este campo será ocultado en los comentarios.
  • Los comentarios vertidos en esta web son responsabilidad de sus respectivos remitentes, no de Escaparate Digital La IP y el mail de los remitentes serán guardados y podrán ser facilitados a las autoridades competentes en caso de que éstas los requieran.
  • Los comentarios que no se refieran a la noticia o artículo al que corresponden serán eliminados o no autorizados.

Los datos personales recogidos formarán parte de un fichero automatizado debidamente inscrito en la Agencia de Protección de Datos, propiedad de AREA OBERTA, S.L, con CIF B-03989845 y con domicilio en Avda. Juan Carlos I, de Ibi, cuya única finalidad es gestionar el servicio. Como responsable del fichero, ESCAPARATE garantiza el cumplimiento de la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal. El usuario podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose a info@escaparatedigital.com. Àrea Oberta se reserva el derecho a publicar estos comentarios en la edición impresa de Escaparate o en cualquier otro soporte.

cinco × 2 =